¿Por qué Facebook, Instagram y WhatsApp dejaron de funcionar?

Facebook, Instagram, WhatsApp y Oculus dejaron de funcionar en todos los rincones del imperio de Mark Zuckerberg este lunes. Fue un apagón de las redes sociales que puede describirse como «minucioso» y resultó particularmente difícil de solucionar.

El propio Facebook no ha confirmado la causa raíz de sus problemas, pero abundan las pistas en Internet. La familia de aplicaciones de la compañía efectivamente desapareció de Internet a las 11:40 (hora local) ET, según el momento en que los registros de su Sistema de nombres de dominio se volvieron inalcanzables. A menudo se hace referencia al DNS como la guía telefónica de Internet; es lo que traduce los nombres de host que escribe en una pestaña de URL, como facebook.com, en direcciones IP, que es donde viven esos sitios.

Los contratiempos de DNS son bastante comunes y, en caso de duda, son la razón por la que un sitio determinado ha fallado. Pueden suceder por todo tipo de razones técnicas dudosas, a menudo relacionadas con problemas de configuración, y pueden ser relativamente fáciles de resolver. En este caso, sin embargo, parecía estar en marcha algo más serio.

“La interrupción de Facebook pareció causada por DNS; sin embargo, eso es solo un síntoma del problema”, dice Troy Mursch, director de investigación de la empresa de inteligencia de ciberamenazas Bad Packets. El problema fundamental, dice Mursch, y otros expertos están de acuerdo, es que Facebook retiró la ruta denominada Border Gateway Protocol que contiene las direcciones IP de sus servidores de nombres DNS. Si DNS es la guía telefónica de Internet, BGP es su sistema de navegación; decide qué ruta toman los datos mientras viajan por la superautopista de la información.

“Puede pensar en ello como un juego de teléfono”, pero en lugar de que la gente juegue, son redes más pequeñas que se permiten entre sí cómo comunicarse con ellas, dice Angelique Medina, directora de marketing de productos de la firma de monitoreo de redes Cisco ThousandEyes. “Anuncian esta ruta a su vecino y su vecino la propagará a sus compañeros”.

Es mucha jerga, pero es fácil de explicar: Facebook se salió del mapa de Internet. Si intentaba hacer ping a esas direcciones IP, “los paquetes terminan en un agujero negro”, dice Mursch.

La pregunta obvia y aún sin resolver es por qué esas rutas BGP desaparecieron en primer lugar. No es una dolencia común, especialmente a esta escala o durante esta duración. Facebook no dijo nada más que un tweet: «estamos trabajando para que las cosas vuelvan a la normalidad lo más rápido posible». Pero los expertos en infraestructura de Internet que hablaron con WIRED sugirieron que la respuesta más probable era una mala configuración por parte de Facebook. «Parece que Facebook ha hecho algo con sus enrutadores, los que conectan la red de Facebook al resto de Internet», dice John Graham-Cumming, director de tecnología de la empresa de infraestructura de Internet Cloudflare, quien enfatizó que no conoce los detalles de lo que pasó. Después de todo, dice, Internet es esencialmente una red de redes, cada una anunciando su presencia a la otra.

Lo que también significa que se ven afectados más que solo los servicios externos de Facebook. No puede utilizar «Iniciar sesión con Facebook» en sitios de terceros, por ejemplo. Y dado que las propias redes internas de la empresa no pueden acceder a Internet externo, sus empleados, según se informa, tampoco pueden hacer mucho hoy. (El CEO de Instagram, Adam Mosseri, incluso tuiteó que «se siente como un día de nieve»).

Eso también podría ayudar a explicar por qué tardó tanto en volver a funcionar. En 2019, una interrupción de Google Cloud impidió que los ingenieros de Google se conectaran para solucionar la interrupción de Google Cloud que los mantenía desconectados. Parece al menos posible que Facebook se atascó en un Catch-22 similar, incapaz de conectarse a Internet para solucionar el problema de enrutamiento de BGP que le permitiría llegar a Internet.

Mientras tanto, el resto de Internet ha sentido la ausencia de Facebook. O, más específicamente, los solucionadores de DNS como Cloudflare —servicios que convierten esos nombres de dominio en direcciones IP— han visto hasta el doble de la cantidad habitual de tráfico, ya que la gente sigue intentando cargar Facebook, Instagram y WhatsApp en vano. Esas solicitudes no son suficientes para abrumar al sistema, pero el aumento es un recordatorio de lo interdependiente y, a veces, frágil que es Internet.

«No es tanto que la dramática historia de todo Internet pueda caer, o alguna tontería como esa», dice Graham-Cumming. «Es más que es un sistema interconectado y se mantiene activo en parte por cuestiones técnicas y en parte por personas que lo vigilan día y noche».

Cubadebate – Ver más

Telegram gana más de 50 millones de nuevos usuarios tras el colapso global de las principales redes sociales

Desde que se registrara la caída a nivel mundial de las principales redes sociales (Instagram, Facebook y WhatsApp), Telegram ha ganado durante las últimas horas decenas de millones de nuevos usuarios, comentó para RT Yuri Kizhikin, jefe del servicio de análisis TGStat.

«Estimamos que más de 50 millones de nuevos usuarios se han registrado en Telegram durante las últimas horas», apuntó Kizhikin sobre la cantidad de nuevos subscritores que la plataforma ha ganado tras la caída de las redes sociales de Facebook, que ha afectado a más de 3.000 millones de usuarios.

Entre tanto, Mike Schroepfer, director general de tecnología de Facebook, se disculpó y aseguró que un equipo de especialistas ya se encuentra trabajando «lo más rápido posible» para restaurar las redes y para solucionar el apagón más largo que la firma ha registrado desde 2008, cuando el servicio fue interrumpido por aproximadamente un día.

Hackers venden datos personales de millones de usuarios de Facebook

Nombres, correos electrónicos, localización y hasta números telefónicos de más de mil 500 millones usuarios de Facebook estarían a la venta en un foro de ‘hackers’, según información de Privacy Affairs.

Comerciantes de un foro de personas especializadas en la extracción de información privada en internet afirman haber obtenido los datos personales de los usuarios de Facebook a través de un método conocido como scraping.

De acuerdo con el medio especializado en investigación y ciberseguridad Privacy Affairs, un grupo de hackers están comercializando la información a través de un canal vinculado con la piratería. El riesgo para los usuarios es que sus datos privados podrían caer en manos de los delincuentes y anunciantes de todo el mundo.

La mayor filtración de datos en la historia de Facebook

Se trata de la filtración más grande hasta el momento para Facebook y que compromete datos como nombre, correo electrónico, número de teléfono, ID de cada usuario, ubicación y sexo, de cada usuario. En este sentido, los riesgos más grandes para los dueños de los perfiles son la suplantación de identidad y el robo de la cuenta.

De acuerdo con la información de Privacy Affairs, un potencial comprador afirma que recibió una cotización de 5,000 dólares por los datos de 1 millón de cuentas de usuarios de Facebook. Y aunque otro usuario afirmó que emitió el pago al comprador sin recibir nada a cambio, el sitio especializado afirma que sí hay indicios de que el vendedor posee datos auténticos de los usuarios.

¿Cómo robaron los datos?

El vendedor afirma que él está asociado con un grupo de hackers y que ha tenido más de 18,000 clientes en los últimos cuatro años.

Asimismo, asegura que el método a través del cual accedieron y sistematizaron la información de 1,500 millones de usuarios fue el método de scraping, cuya traducción sería raspado.

El scraping es el proceso de recopilar automáticamente datos en línea disponibles y accesibles al público con la ayuda de programas informáticos. Es decir, la mayoría de esta información es publicada libremente por los propios usuarios y es así como estos piratas informáticos pueden acceder a ella a través de un sistema de filtrado.

Esto quiere decir que no se ha comprometido ninguna cuenta en el sentido de que no tienen en sus manos contraseñas o datos de acceso. No obstante, la información es valiosa para publicistas, quienes podrían bombardear con publicidad no deseada a los dueños de las cuentas.

Pero también puede ser usada por ciberdelincuentes, los cuales pueden implementar otras técnicas más avanzadas para secuestrar los perfiles, pedir dinero por el rescate o extraer información aún más sensible.

Fuente:

Cubadebate (Con información de agencias y medios)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *